Alimentos carnes rojas

Información nutricional sobre la carne roja

La carne roja no tiene muy buena prensa últimamente. Las dietas con mucha carne se han relacionado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes y algunos tipos de cáncer. Los nuevos resultados de dos estudios a largo plazo indican que comer mucha carne, especialmente la procesada, también puede acortar la vida.

Los participantes en el estudio que comían más carne roja tendían a morir más jóvenes y más a menudo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. También solían pesar más, hacer menos ejercicio, fumar más y beber más alcohol que los que comían menos carne roja. Sin embargo, incluso cuando los investigadores compensaron los factores de estilo de vida poco saludables, la mortalidad y la carne siguieron estando asociadas.

En comparación con la ingesta de menos de una ración diaria de carne roja, añadir una ración diaria aumentaba las posibilidades de morir durante el periodo de estudio en un 13%. (Una ración son tres onzas, más o menos del tamaño de una baraja). Por carne roja se entiende la carne de vacuno, cerdo, cordero y hamburguesa. Por cada porción extra de carne procesada (alimentos como salchichas, tocino y embutidos), el aumento era del 20%.

¿Qué 8 carnes son rojas?

Esto incluye carne de vacuno, cordero, cerdo, cabra, ternera y cordero. Para muchos hogares, la carne roja se considera un alimento básico, y algunos de nosotros consumimos a diario carne de vacuno, cordero y cerdo en diferentes variantes.

¿El pollo se considera carne roja?

La carne roja procede de mamíferos no avícolas y se llama así porque es roja cuando está cruda. La ternera, el cerdo, el cordero, el venado y el jabalí son ejemplos de carne roja. El pollo, el pavo y otras carnes de aves son carnes blancas porque son blancas después de ser cocinadas.

Carne roja

Este artículo se basa excesivamente en referencias a fuentes primarias. Por favor, mejore este artículo añadiendo fuentes secundarias o terciarias. Buscar fuentes:  “Carne roja” – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

  Carne roja y el cancer

En gastronomía, la carne roja es comúnmente roja cuando está cruda y de un color oscuro después de ser cocinada, en contraste con la carne blanca, que es de color pálido antes y después de la cocción.[1][2] En términos culinarios, sólo la carne de mamíferos o aves (no de pescado) se clasifica como roja o blanca.[3][4] En la ciencia de la nutrición, la carne roja se define como cualquier carne que tiene más de la proteína mioglobina que la carne blanca. La carne blanca se define como la carne no oscura de pescado o pollo (excluyendo la pierna o el muslo).

Según la definición culinaria, la carne de mamíferos adultos o “de caza” (por ejemplo, la carne de vaca, de caballo, de carnero, de venado, de jabalí, de liebre) es carne roja, mientras que la de mamíferos jóvenes (conejo, ternera, cordero) es blanca. Las aves de corral son blancas. La mayoría de los cortes de carne de cerdo son rojos, otros son blancos[7] La caza se clasifica a veces en una categoría aparte. (En francés: viandes noires – “carnes oscuras”)[4] Algunas carnes (cordero, cerdo) son clasificadas de forma diferente por distintos autores.

Alimentación sana en el Reino Unido

A menudo los clientes, y el público en general, se confunden sobre qué carnes se clasifican realmente como carnes rojas. Entendemos la confusión y siempre intentamos dar a nuestros clientes la información que necesitan, por lo que hemos elaborado este artículo para aclarar un poco esta cuestión.

Antes de empezar, hay que decir que la carne roja es una gran fuente de proteínas, vitaminas y minerales, y debe formar parte de una dieta equilibrada y una vida sana. Por si no lo sabe, las controvertidas directrices del Servicio Nacional de Salud (NHS) relativas a que la carne roja es perjudicial para la salud, fueron eliminadas tras la revisión de la literatura por parte de un equipo internacional de investigadores, que consideró que las pruebas eran “débiles”. Puede leer más sobre esto en nuestro artículo “Las afirmaciones sobre la carne roja fueron un verdadero error”.

  Carne roja con mas proteinas

En primer lugar, debemos hacernos una idea de lo que realmente constituye la carne roja. La carne roja suele ser roja cuando está cruda, de ahí su nombre, pero no siempre. En términos científicos, la carne roja se define por el nivel de proteína de mioglobina que se encuentra en la carne. Esto es lo que a menudo puede dar lugar a confusión, ya que significa que la carne de cerdo, que no es de color rojo cuando está cruda, se clasifica en realidad como carne roja debido a los niveles de la proteína mioglobina que se encuentra en la carne.

Alimentos con almidón

Como sabemos aquí en el IFIC, las tendencias alimentarias van y vienen todo el tiempo. Un día hablamos de la dieta pegan o del agua alcalina, y al siguiente pasamos a la combinación de alimentos. Pero algunos temas se mantienen más constantes que otros, como el debate sobre lo que deberíamos comer para promover nuestra propia salud y, más recientemente, el impacto de estas elecciones en el mundo que nos rodea. La carne roja se encuentra en el nexo de unión de estas dos cuestiones, y se ha convertido en un eterno punto de inflamación en la comunidad nutricional.

Según las Guías Alimentarias para los Estadounidenses, la “carne roja” incluye todas las formas de carne de vacuno, cerdo, cordero, ternera, cabra y animales de caza que no sean aves (por ejemplo, venado, bisonte y alce). El contenido de grasa de las carnes varía, y se recomienda elegir las carnes magras, que contienen menos de 10 gramos de grasa, 4,5 gramos o menos de grasas saturadas y menos de 95 miligramos de colesterol por cada 100 gramos y por el tamaño de la ración indicada (por ejemplo, carne picada magra al 95% y lomo de cerdo).

  Calorias de las carnes rojas y blancas

La carne roja es rica en proteínas, zinc, hierro y vitamina B12, todos ellos nutrientes importantes para mantener nuestra salud. Ha formado parte de nuestras comidas a lo largo de la historia, y el hecho de preparar hamburguesas a la parrilla en verano o poner un costillar de cordero en el horno durante las fiestas se ha convertido en algo inherente a nuestra identidad estadounidense. Al mismo tiempo, la carne roja, sobre todo los cortes con mayor contenido en grasas saturadas, se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes de tipo 2 y algunos tipos de cáncer, estos últimos asociados a los compuestos que se crean cuando la carne roja se cocina a altas temperaturas. Y su impacto medioambiental es elevado en comparación con las fuentes de proteínas vegetales. Estos pros y contras plantean un dilema a los particulares, los gobiernos y las organizaciones sin ánimo de lucro dedicadas a la salud: qué recomendar, cuánto recomendar y a quién.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad