Proteina carne de soja

Proteína de soja en trozos

La soja -la versátil fuente de proteínas que procede de la especie de leguminosas conocida como soja- se está convirtiendo en una popular alternativa a la carne y los productos lácteos, y por una buena razón. El investigador Yangchao Luo, del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Facultad de Agricultura, Salud y Recursos Naturales, y su grupo de investigación acaban de publicar un artículo en el Journal of Agriculture and Food Research en el que analizan las cualidades que hacen de la soja una opción versátil y nutritiva.

En comparación con otras proteínas de origen vegetal, la proteína de soja proporciona los nutrientes más completos en aminoácidos, en comparación con las fuentes animales. La soja contiene casi todos los aminoácidos, con una única excepción menor, la metionina, que es un aminoácido esencial y lo que llamamos un aminoácido limitante. Otras proteínas vegetales pueden carecer de dos, tres o incluso cuatro aminoácidos esenciales diferentes. Se pueden obtener fácilmente todos los aminoácidos esenciales en una comida mezclando proteínas vegetales o combinando proteínas de soja con cereales.

¿Es la proteína de soja tan buena como la de la carne?

Se ha descubierto que consumir proteína de soja en lugar de proteína animal reduce el colesterol malo y los triglicéridos, que están relacionados con las enfermedades cardiacas. Otros estudios han demostrado que la soja contribuye a controlar el azúcar en sangre y a reducir el peso corporal.

¿Es la carne de soja más sana que la carne?

“Si hablamos de la soja en su forma entera, como el edamame, el tofu y la leche de soja entera, entonces es más sana que la carne en el sentido de que la soja proporciona una excelente fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, sin el colesterol y las grasas saturadas de la carne”, afirma.

  Carne rossa proteine

¿Tiene la soja más proteínas que el pollo?

Los trozos de soja aportan 345 kcal por ración (100 g). En consecuencia, en función del consumo diario de calorías, hay que determinar el tamaño de las porciones con inteligencia. Los trozos de soja aportan una increíble cantidad de proteínas. En cambio, el pollo y los huevos sólo aportan 27 g y 13 g de proteínas por 100 g, respectivamente.

Información nutricional sobre la carne de soja seca

Uno de los mayores beneficios de comer soja es que puede sustituir a alimentos que pueden comprometer la salud, afirma la portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética, Vandana Sheth, RDN, CDE. “Si hablamos de la soja en su forma entera, como el edamame, el tofu y la leche de soja entera, entonces es más sana que la carne en el sentido de que la soja proporciona una excelente fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, sin el colesterol y las grasas saturadas de la carne”, afirma.

Es el mismo razonamiento que utiliza la campaña Lunes sin carne para validar la afirmación de que renunciar a la carne un día a la semana puede reducir el riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. Probablemente (o, ¡ojalá!) estés sustituyendo alimentos menos saludables, como la carne roja, por otros de origen vegetal. Y aunque hay pruebas de que la soja puede reducir ligeramente el riesgo de cardiopatías, los efectos son menores, pero hablaremos de ello más adelante.

Aparte de la idea de que comer más soja puede llevar a comer menos carne, no hay muchas pruebas de que la soja en sí produzca beneficios para la salud. Las afirmaciones de que reduce el colesterol, calma los sofocos, previene el cáncer de mama y de próstata, ayuda a perder peso y previene la osteoporosis se basan en investigaciones preliminares, pruebas no concluyentes o afirmaciones exageradas, según un informe de 2014 de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

  Proteina suero de leche vs carne

Calorías de la carne de soja

Las proteínas son necesarias para construir, mantener y reparar todas las células del cuerpo, desde los huesos y los músculos hasta la piel y el cabello. Todos los alimentos contienen proteínas. Las proteínas de soja y las de origen animal tienen diferentes ventajas para la salud. Si tiene en cuenta no sólo los beneficios nutricionales, sino también cómo puede influir cada tipo en el riesgo de padecer determinadas enfermedades crónicas, podrá tomar una decisión informada sobre su elección de proteínas.

La soja procede de las plantas de soja, que pertenecen a la familia de las leguminosas. Los granos pueden ser de color verde, negro, blanco o amarillo. La soja es un alimento versátil rico en proteínas disponible en muchas formas (soja entera, edamame, tofu, tempeh, leche de soja y chips de soja) y que se consume de muchas maneras, como cruda, hervida, germinada, frita y tostada. Los extractos de soja, como el aislado de proteína de soja, el concentrado de proteína de soja o las harinas de proteína de soja, se utilizan para elaborar alternativas lácteas y fórmulas infantiles.

Los alimentos que consume contienen una variedad de compuestos orgánicos que contienen nitrógeno, llamados aminoácidos. El cuerpo combina 20 de estos aminoácidos en cantidades específicas y los une para crear largas cadenas llamadas proteínas. Estas proteínas forman los componentes estructurales y funcionales de todas las células.

Carne de vacuno frente a proteína de soja

Estudios anteriores han prestado mucha atención a las asociaciones entre el consumo elevado de carne y la salud del huésped. Nuestro estudio anterior demostró que la ingesta de proteínas cárnicas puede mantener una composición más equilibrada de las bacterias intestinales en comparación con la dieta a base de proteína de soja. Sin embargo, las asociaciones entre la fuente de proteínas de la dieta, las bacterias intestinales y la salud del huésped seguían sin estar claras. En este estudio, recogimos contenidos colónicos de ratas en crecimiento alimentadas con proteínas de caseína, ternera, pollo o soja durante 90 días, y analizamos las composiciones de la microbiota intestinal y los metabolitos. En comparación con el grupo de caseína (control), el grupo de proteína de pollo mostró la mayor abundancia relativa de Lactobacillus y los niveles más altos de ácidos orgánicos, incluido el lactato, que a su vez puede promover el crecimiento de Lactobacillus. El grupo de proteína de soja presentó la mayor abundancia relativa de Ruminococcus, pero la menor abundancia relativa de Lactobacillus. La ingesta a largo plazo de proteína de soja condujo a la regulación al alza del receptor del factor de transcripción CD14 y de la proteína de unión a lipopolisacáridos (LBP) en el hígado, un indicador de endotoxinas bacterianas elevadas. Además, la ingesta de proteína de soja también aumentó los niveles de glutatión S-transferasas en el hígado, lo que implica elevadas respuestas de defensa y estrés. Estos resultados confirmaron que la ingesta de proteínas cárnicas puede mantener una composición más equilibrada de las bacterias intestinales y reducir la carga de antígenos y la respuesta inflamatoria de las bacterias intestinales al huésped.

  Carnes con mas proteinas y menos grasas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad