Carnes con mucha proteina

Carne roja

Los alimentos proteicos incluyen todos los alimentos elaborados a partir de marisco; carne, aves y huevos; alubias, guisantes y lentejas; y frutos secos, semillas y productos de soja. Las judías, los guisantes y las lentejas también forman parte del grupo de las verduras.  Para obtener más información, visite la página de judías, guisantes y lentejas.

Coma una variedad de alimentos proteicos para obtener más de los nutrientes que su cuerpo necesita. Las opciones de carne y aves de corral deben ser magras o bajas en grasa, como la carne molida de res magra al 93%, el lomo de cerdo y las pechugas de pollo sin piel. Elija opciones de marisco que sean más ricas en ácidos grasos saludables (llamados omega-3) y más bajas en metilmercurio, como el salmón, las anchoas y la trucha.

La mayoría de los estadounidenses comen lo suficiente del grupo de alimentos proteicos, pero necesitan seleccionar variedades más magras de carne y aves de corral. También pueden necesitar aumentar la variedad de alimentos proteicos seleccionados y elegir carnes con menos frecuencia.

La siguiente tabla enumera las cantidades que cuentan como 1 onza equivalente en el Grupo de Alimentos Proteicos para su cantidad diaria recomendada.  Nota: Haga clic en la fila del título para ampliar la tabla. Si está en un dispositivo móvil, es posible que tenga que girarlo para ver la tabla completa.

Ver 2+ más

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Huevo

Equilibra tu arroz para sushi, rico en carbohidratos, con una guarnición de edamame, repleta de proteínas. Esta judía verde de soja tiene 9 g de proteínas y aproximadamente 100 calorías en una ración de media taza. Además, te aportará una dosis de fibra, potasio y vitamina A.

El requesón no recibe suficiente atención. Con aproximadamente 12 g de proteínas y 100 calorías por ½ taza, es un tentempié satisfactorio para el mediodía y una gran fuente de calcio. Harbstreet dice que le gusta especialmente el requesón porque es un alimento lácteo rico en proteínas que puede añadirse a los batidos para obtener un espesor extra o a una salsa para obtener un sabor suave y una textura cremosa.

Potencia tus proteínas: El requesón sabe muy bien combinado con fruta, pero puedes ser creativo con él. Prueba a introducirlo en alimentos que de otro modo serían bajos en proteínas, como una tortita de requesón o una tostada en lugar de tu habitual aguacate.

¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Sea como fuere, esta ave es una de las proteínas magras más versátiles, con 25 g en sólo 4 onzas (más o menos el tamaño de la palma de la mano). Puede ser la base de un plato o puede ser un gran complemento para ensaladas, sopas, tacos, quesadillas, cuencos de cereales… ¡todo! Harbstreet afirma que los muslos de pollo son una de las proteínas que más utiliza para los salteados, los platos de pasta, las parrilladas, las ensaladas u otros platos mixtos.

Ver más

Las proteínas son un nutriente esencial para el buen funcionamiento del organismo.  Las proteínas forman parte de todas las células del cuerpo y son necesarias para construir y reparar los músculos, los tejidos, la piel, las uñas y el cabello. Las proteínas también ayudan a crear hormonas y enzimas.    Aquí tienes algunos consejos para elegir proteínas saludables.

Siempre que consumas suficientes calorías y comas una variedad de alimentos que contengan proteínas a lo largo del día, los adultos sanos no suelen necesitar proteínas adicionales. Hay algunos grupos que tienen necesidades de proteínas diferentes, como las mujeres embarazadas y en período de lactancia, algunos atletas, los adultos mayores y las personas con ciertas condiciones de salud. Hable con un dietista sobre la cantidad de proteínas adecuada para usted.

¿Ha crecido en una familia en la que la carne era la protagonista del plato?  Pruebe a comer sin carne más a menudo.  Muchas de estas fuentes vegetales de proteínas tienen un alto contenido en fibra y un bajo contenido en grasas saturadas, por lo que le ayudan a mantenerse saciado y a mantener su corazón sano.

El pescado es una buena fuente de proteínas, pero aún más importante: muchos tipos de pescado son una excelente fuente de grasas omega-3.  El consumo regular de pescado con grasas omega-3 puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Algunos ejemplos de pescado con alto contenido en grasas omega-3 son el salmón, el arenque, la caballa, la trucha arco iris, el salmón y las sardinas.    Sólo recuerda preparar el pescado de forma saludable para el corazón, como al horno, a la parrilla o escalfado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad